¿Para qué sirve la certificación energética¿

Últimamente se escuchan muchas voces en contra de la certificación energética de edificios existentes. Algunos de los argumentos en contra que mas se dan en la calle son como estos: “Es una nueva forma de imponer un impuesto a los dueños de viviendas”, “No sirve para nada, solo nos aprieta más a los ciudadanos”.  Supongo que todos habremos escuchado alguna vez a alguien con estas opiniones.

Etiqueta electrodomésticos

Etiqueta electrodomésticos

Sin embargo, cuando se pregunta a la gente, a nadie se le ocurre comprar una nevera de Clase C, aunque las de clase A, A+ o A++ sean más caras. Gracias a estas etiquetas se ha instaurado una cultura de la eficiencia. ¿Qué resultado ha tenido esto? Pues doble, por una parte la gente ahorra en sus facturas energéticas, y por otra parte los fabricantes dejan de fabricar máquinas con calificaciones inferiores.

En las viviendas, la tendencia a seguir será la misma. Dar preferencia a las viviendas que mejor se comporten frente al consumo de energía. Esta es la pauta a seguir que nos marca la Unión Europea. Por último, me gustaría plantearos una cuestión: ¿A cuantos os gustaría tener una casa en la que pudierais pagar la mitad en calefacción (o refrigeración) con igual o mayor nivel de confort? Ahora tenéis una forma objetiva de valorar los consumos de una vivienda.